lunes, 11 de febrero de 2019

Así nos fue la ruta Nº 11 “Sierra de Mijas“



10 Febrero 2019.

 Dos nuevas rutas las que disfrutamos ayer por la Sierra de Mijas, guiadas magníficamente por los compañeros Magdalena y Amador.

Comenzamos conjuntamente las marchas en el aparcamiento de la calle Olivar San Pablo, de Mijas, atravesando las empinadas calles del pueblo hasta adentrarnos en el vereda que nos llevó hasta el mirador de la ermita del calvario.


Allí paramos para desayunar e iniciar, por separado, las dos rutas establecidas.

Ruta A

La ruta A tomó la dirección de la ruta Roja de la “Cruz de la Misión” hasta enlazar con la ruta Naranja del “Pico de Mijas”.

Durante el recorrido por la ruta roja, cara sur de la sierra, pudimos contemplar bellas vistas de la costa y las canteras del Barrio.

Aunque en la primera parte de la ruta A ya se había comenzado a subir algo, fue en el enlace con la ruta Naranja donde la ascensión comenzó en serio y de forma continua hasta alcanzar el Pico de Mijas.

Durante la subida, por el Barranco del Pedregal, las vistas de las Sierras Alpujata y Blanca se hicieron más reales y el viento hizo acto de presencia, acompañándonos hasta la cima y durante gran parte del recorrido.

Alcanzada la cima y realizadas las fotografías de costumbre iniciamos el descenso por la ladera del Cerro del Chaparral en busca de nuestros siguientes objetivos, el Puerto de Málaga y el Pico de Mendoza.

Al llegar al puerto de Málaga, y resguardados del fuerte viento existentes, realizamos una parada para reponer fuerzas y hacerles un homenaje a nuestras pitanzas.

Una vez realizado el homenaje y con las fuerzas recuperadas realizamos una breve subida al Pico Mendoza, brevedad ocasionada por el desagradable viento presente en la cima.

Terminada la visita al Pico iniciamos el camino de vuelta hasta nuestro punto de partida, donde además del tiempo permitido para los cafetitos y cervecitas habituales tuvimos otro extra para visitar Mijas. 





















Ruta B

Después de desayunar en la ermita del calvario, por encima de  la localidad de Mijas, se inició esta ruta separándose del grupo de la ruta Alta que continuó por otra dirección.

Tanto en  la subida como en  la posterior bajada desde la cota 970 m., por un carril pedregoso, nos azotó un fuerte viento del Oeste que nos obligó  a abrigarnos.

Durante el trayecto las botas de un compañero muy querido se convirtieron en boca de cocodrilo, primero la izquierda y más tarde la derecha y tuvimos que realizar arreglos improvisados con la milagrosa cinta americana. 

Finalmente llegamos a Mijas, no sin antes tener algún pequeño percance, afortunadamente sin consecuencias, que nos inclina a recomendar a algún compañero que cambie los tenis de playa por unas botas adecuadas para el monte.

En Mijas más de uno y una se hicieron la foto encima del burrito metálico, y todos dimos cuenta del merecido refrigerio.











No hay comentarios:

Publicar un comentario