lunes, 13 de enero de 2020

Así nos fue la ruta Nº 08 “El-Salto-del-Cabrero”


12 Enero 2020.

Primera y bonita ruta del año 2020 realizada por los contornos de Ubrique, guiada por el compañero Alberto Escalona, con Pepe Alcalde como coordinador y Miguel de escoba.

A la temprana hora de las 7 de la noche nos dimos cita en Muebles Joya para tomar el autobús camino de Benaocaz, lugar de inicio de la ruta.

Después de dos horas y media de autobús y cuando la luna todavía hacía acto de presencia en el horizonte llegamos a Benaocaz, donde la climatología, aunque fresquita, no era tan fría como las previsiones pronosticaban.


Iniciamos la marcha a través del pueblo comenzando por la calle Lepanto y  abandonándolo por la del Pajaruco para seguidamente introducirnos, en descenso, en el área de su homónimo, donde las cabras Payoyas nos dieron los buenos días.




Tras media hora de marcha se realizó una parada para desayunar y aprovisionar fuerzas.




Terminado el tentempié y con la presencia del sol sobre nuestras cabezas el personal comenzó a despojarse de capas de abrigo, antes de comenzar la subida del puerto de Don Fernando.







Pasado el collado nos dirigimos a un mirador situado al sureste del Salto del Cabrero desde donde pudimos disfrutar de unas bellísimas vistas del corte existente y donde las capacidad fotográfica de cada uno hizo acto de presencia.




Terminada la sesión fotográfica volvimos de nuevo a la dolina de inicio para continuar bordeando una de las paredes de piedra que forman el corte del Salto del Cabrero y dirigirnos hacía su zona noroeste, teniendo enfrente la inmensa mole de la Sierra del Pinar, con el Torreón y el San Cristóbal como cumbres destacables.


Una vez alcanzada esta zona se disfrutó de las nuevas vistas del magnífico corte.




Terminada la contemplación y sesión fotográfica iniciamos el camino de vuelta por la Colada del Molino y descendiendo paralelamente a la subida anterior.





Ya camino de vuelta a Benaocaz pasamos por unas bonitas chozas de casas rurales y paramos para tomar el merecido sustento en las gradas del Square Garden de Benaocaz.




Repuestas las fuerzas emprendimos el camino hacia Ubrique, inicialmente por la calzada romana para desviarnos y continuar por el camino de Villaluenga, donde la escasez de piedras ocasionó una marcha pausada.








Y para terminar el relato de la ruta solamente nos queda agradecer al guía, Alberto Escalona, la bonita ruta preparada para el inicio del año, a los colaboradores del día, Pepe y Miguel, también a la climatología que tuvimos que nos ofreció un espléndida jornada y desear un rápido restablecimiento a nuestro señor presidente para que podamos contar con su presencia en las próximas rutas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario