viernes, 15 de noviembre de 2019

RUTA Nº05 “Rutas por El Havaral Alto”


FECHA:                         24 Noviembre 2019

HORA:                           07.00 h.

LUGAR DE SALIDA:    Muebles Joya  (Lugar Habitual).

DESAYUNO:                 Se realizará durante la marcha en el nacimiento del río Genal .



RUTA A :

 DIFICULTAD:               Alta ( » 18.0 Km de longitud y 858 m. de desnivel de subida acumulados y 869 m de bajada).
TIPO RUTA:                 Circular.
RECORRIDO                Igualeja – Parauta – Cartajima – Igualeja.
TIPO DE FIRME:         Pista y Vereda.
RECOMENDACIONES: Calzado de senderismo o zapatillas de deporte, bastón, gorra.

RUTA B :

DIFICULTAD:               Media ( » 13.9 Km de longitud y 710 m. de desnivel de subida acumulados y 680 m de bajada).
TIPO RUTA:                 Circular.
RECORRIDO               Igualeja – Parauta  – Igualeja
TIPO DE FIRME:         Pista y Vereda.

RECOMENDACIONES: Calzado de senderismo o zapatillas de deporte, bastón, gorra.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Una vez que lleguemos a Igualeja por la carretera de San Pedro a Ronda y nos bajemos del autobús, desayunaremos en el área del nacimiento del río Genal, con los alimentos que traigamos de casa.
(Aunque en el letrero ponga nacimiento del río Genal hay controversia de donde nace realmente).






Repuesto nuestro apetito, los que vayamos a realizar la ruta alta, empezaremos a caminar antes que los de la ruta media. Así que seamos responsables y analicemos si estamos preparados para una u otra ruta.

Atravesando el pueblo por sus pintorescas calles y monumentos, empezaremos a subir por la famosa calle de la Tetona, ya se nos irá quitando el frío por la fuerte subida e inmediatamente tendremos los primeros castaños a nuestra vista.









No nos cansaremos de ver castaños en toda nuestra ruta y esperemos que estén en ese colorido conocido por la Primavera de Cobre. Por el Havaral alto, que es donde nos encontramos, llegaremos al arroyo de Los Granaos, cruzaremos su cauce y en una dura subida llegamos a Parauta.





Oteamos en el horizonte el majestuoso Armola, Jarastepar, el cerro Malhacer (sierra del Oreganal) y Los Riscos.





En el pueblo nos podremos proveer de agua de sus fuentes. Ahora toca bajar, por el fondo del barranco de nuestra derecha desciende el arroyo Algorma, acompañado de una hilera de chopos, que en el otoño muestran una belleza cromática indescriptible.
Abajo en la vega donde se conserva el Molino Real y hay bastantes nogales afluyen los ríos Algorma, Granaos y Riachuela.
Esperemos que sus caudales corran bajos porque si no tendremos que descalzarnos.

En esta zona los de la ruta media se desviarán hacia Igualeja, afrontando sus duras pendientes entre castaños.




Los de la ruta alta comenzaremos a subir hasta Cartajima (esta es la única diferencia entre una y otra ruta).

Ya cerca de Cartajima nos encontraremos con el castaño Arenas, con 300 años,17 metros de alto y 7 metros de diámetro.



Recorreremos los rincones del pueblo y si vamos cumpliendo la hora comeremos en su plaza.
Menos mal que una vez almorzados toca bajar y no subir ¡Que alivio!.

Tendremos un par de kilómetros de relax antes de afrontar las duras pendientes que nos espera hasta Igualeja, donde nuestros compañeros de la otra ruta las habrán afrontados antes que nosotros. El único consuelo es que iremos recreándonos de las bonitas vistas de los pueblos de Cartajima, Pujerra, las montañas de Jarastepar, el Armola, Los Riscos y La Dorsal, dentro de un extenso y bello Castañar.




Llegados a Igualeja nos montaremos en el autobús para hacer la parada reglamentaria del cafelito o la cerveza en el Navasillo y después rumbo a Algeciras.

Las hermanas Ruiz y el equipo os invitan a que participéis en esta ruta que con tanto cariño prepararon para vosotros/as. Nos vemos en las rutas.


Información preparada y proporcionada por el compañero Alfonso Natera.




Normas a seguir en las rutas


No debemos adelantar al guía de la ruta, y no nos quedaremos detrás del escoba, si lo hiciéramos debemos comunicárselo.

No se podrá fumar durante la marcha, sólo se hará durante los descansos y un poco apartado de los demás para no molestar, teniendo mucho cuidado en apagar bien el cigarro y guardar la colilla.

No abandonar ni enterrar desperdicios, ni aunque sean biodegradables. La basura hay que llevársela en la mochila hasta donde haya recogida.

Respeta la montaña, su flora y su fauna, no recolectar ningún producto durante la ruta, respeta a los lugareños y sus propiedades.

Llevar siempre ropa y calzado adecuado a la ruta, al clima y al tipo de terreno, y llevar siempre comida y agua.

No hagas de la salida una competición.

Elige la ruta en función de tus posibilidades, no intentes hacer lo que no puedes, y cuando la situación lo aconseja, no temas en renunciar. Una retirada a tiempo es signo de experiencia y buen juicio.




NOTA: La actividad/ruta/itinerario podrá ser modificada o cancelada a criterio de los responsables de la ruta y/o del club.



El senderismo es una actividad que conlleva riesgos que el participante asume, y que depende en gran medida del entorno natural, de las inclemencias del tiempo, del estado físico del participante, de la equipación técnica de que disponga y de un conjunto de variables que conforman la práctica del senderismo. Por ello la dirección del Club advierte que se abstenga de participar todo aquel que no se encuentre  preparado.

Esta actividad es organizada por el club de senderismo camino y jara, y todo participante se somete a las normas establecidas y a las indicaciones que se impartan para el mejor desarrollo y seguridad de su práctica.




domingo, 10 de noviembre de 2019

Así nos fue la ruta Nº 04 “ Ruta-por-los-Alcornocales “


9 Noviembre 2019.

Jornada de confraternidad con nuestros amigos del club “Tres Caminos”  de Ubrique, y ruta ofrecida por el maestro y señor de los Alcornocales, nuestro compañero Paco Cabrera.

Tras la llegada del autobús ubriqueño y de las palabras de recibimiento e información de la ruta de nuestro presidente, iniciamos la marcha por la pista del molino de Escalona hasta el inicio de la vereda del zorro.


La concurrida ruta, la preciosa mañana y el ambiente respirable presagiaban una hermosa jornada. Sin prisas pero sin pausas, y a través de insignes alcornoques ( el de la botella, el de la tortuga, ……. ) nuestro guía nos llevó hasta los Tres Pinos, donde se realizó una parada para desayunar.





Satisfecho el ayuno mañanero continuamos por la senda de los prisioneros hasta la peña del cabrero, donde tomamos el sendero de su homónimo. Un bonito sendero que nos condujo hasta el arroyo del Guijo ( Picaro ). Una vez atravesado, iniciamos una pequeña subida por un tupido bosque, que nos llevó a una pista que bordeaba el pico del Algarrobo.







Desde la pista pudimos contemplar magnificas panorámicas del campo de Gibraltar, por una parte la bahía y su entorno y por otra el estrecho de Gibraltar y la costa africana, con el monte Hacho de Ceuta y la mole del Yebel Musa enfrente.






Continuamos  por la pista hasta desviarnos por una vereda que, con fuerte pendiente y mejores vistas, nos bajó hasta la fuente de Pelayo.






Desde aquí continuamos por la cañada de Pelayo hasta desviarnos por la vereda que, pasando el huerto de Serafín, nos trajo de nuevo a los Tres Pinos donde el olor de los callos con garbanzos comenzó a ser perceptible para algunos senderistas, los cuales aceleraron la marcha y arrastraron con su impulso al resto de los participantes.


A la entrada de la zona recreativa hubo un reagrupamiento general para realizar la llegada de una forma compacta.
En el merendero nos esperaba una agradable sorpresa compuesta por ricos y variados entremeses y por un excelente plato fuerte de callos con garbanzos, todo ello acompañado por vinos de la tierra y bebidas refrescantes.


La compañera y maestra cocinera María José Montes de Oca nos sorprendió con unos riquísimos callos que entraran a formar parte de la historia y recuerdos del club y que nos indujeron a pensar, junto con el arroz de Tarifa, si no hubiera sido mejor formar un club gastronómico en lugar de uno de senderismo.










Pero si los garbanzos estaban impresionantes, la preparación y organización  del evento para el desarrollo del mismo, por parte del equipo de logística formado por  voluntariosos compañeros, fue propio de auténticos profesionales.


En resumen una bonita jornada de convivencia con nuestros amigos de Ubrique que terminó con unas palabras de nuestro presidente agradeciéndoles su presencia y deseando que se hubieran encontrado igual que nos sentimos cuando los visitamos.


Y para terminar dar las gracias a todos los colaboradores de la ocasión, desde el guía Paco Cabrera, auxiliado por la novel escoba Deborah Alfageme que con paciencia infinita nos fue arrastrando durante la marcha, hasta todo el equipo de la preparación y organización de la comida, personificados en Maria José Montes de Oca.